salud y bienestar

Cómo ser optimista y cultivar el pensamiento positivo

By 20 junio, 2019 No Comments

 

¿Te consideras una persona optimista? Si crees que no lo eres, ¿puedes aprender a pensar de forma más positiva? ¡La respuesta es sí! Sigue leyendo que en este post te damos las claves del pensamiento positivo.

 

 

Seguro que has escuchado alguna vez los beneficios del pensamiento positivo. Y es que la investigación sugiere que las personas que piensan en positivo tienen, por lo general, mejores habilidades para combatir el estrés, un sistema inmunitario que se mantiene más fuerte y un menor riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

Si bien esto no significa que sea la solución a todos nuestros problemas o enfermedades, sí que tomar una visión optimista en lugar de ser esclavo de los pensamientos negativos puede beneficiar tu bienestar general.

En este post te damos algunas ideas para mantenerte positivo ante cualquier situación o circunstancia y cómo ir transformando poco a poco tu cabecita para inundarla de pensamientos positivos en lugar de ser los negativos los que ganen la batalla.

 

4 Claves para pensar de forma más positiva

 

Entonces, ¿qué puedes hacer para ser más positivo? Algunas estrategias comunes implican aprender cómo identificar pensamientos negativos y reemplazar estos pensamientos con otros más positivos. Es posible que necesites un tiempo para que tu mente empiece a habituarse a transformar los pensamientos negativos en positivos, pero verás cómo poco a poco te resulta más natural.

 

 

Aquí te dejamos 4 acciones que puedes empezar a hacer hoy mismo para pensar de forma positiva:

 

Evita el diálogo interno negativo

Por si hay dudas, con diálogo interno nos referimos a las cosas que te dice tu mente a todas horas, algunos lo llaman ‘monkey mind’ ya que, como un mono, salta de un pensamiento a otro sin control ni estructura.

Y es más, la mayoría de los pensamientos que tenemos son negativos, sobre todo cuando pensamos sobre nosotros mismos. (Estudios demuestran que hasta el 97% de los pensamientos que tenemos a lo largo del día son negativos…)

Por lo que resulta normal que, si continuamente te estás criticando a ti mismo, tu autoestima y confianza en ti mismo estén los suelos…

Entonces, ¿qué puedes hacer para combatir estos patrones negativos de auto-diálogo?

Una manera de romper el patrón es comenzar a notar cuando tienes estos pensamientos y luego trabajar activamente para cambiarlos. Cuando empieces a pensar en pensamientos críticos sobre ti mismo, tómate un momento para hacer una pausa y evaluarlo.

Prestar atención a tu diálogo interno es un gran paso en el camino hacia el optimismo. Si observas que tiendes a participar en el diálogo interno negativo, puedes empezar a buscar maneras de cambiar tus patrones de pensamiento y replantear tus interpretaciones de tus propios comportamientos.

La experta en gestión del estrés Elizabeth Scott aconseja a las personas a empezar por notar sus patrones de pensamiento y luego centrarse en transformar lo negativo por lo positivo que (casi) siempre es posible. Una técnica que funciona muy bien es decirle a esa voz que piensa STOP y dejar de involucrarte con el pensamiento, es decir quedarte como un observador e invitar al pensamiento amablemente a que abandone tu mente.

 

Ponle un toque de humor

Puede ser difícil mantenerse optimista cuando parece que no hay mucho que celebrar en la vida. Pero incluso cuando te enfrentes a dificultades y desafíos, es importante permanecer abierto a la risa y la diversión. A veces, simplemente reconociendo el humor implícito en una situación puede disminuir tu estrés y darte algo de perspectiva, además de ayudar a relajarte tras soltar alguna que otra carcajada. También puedes buscar cosas que te hagan reír como un monólogo de cómicos o una comedia. Ponle un toque de humor a la vida y dale un tiempo a aquello que te parecía tan grave, verás como al final no era para tanto.

 

 

Cultiva el optimismo

Aprender a pensar positivamente es como fortalecer un músculo; cuanto más lo uses, más fuerte se convertirá. Los investigadores creen que la manera y perspectiva a la hora de explicar una situación demuestra si eres optimista o pesimista. Los optimistas tienden a explicar un hecho de forma positiva, es decir que cuando te pasa algo bueno lo atribuyes a tu habilidad y esfuerzo. Por el contrario, los pesimistas atribuyen las cosas que ocurren a factores externos.

Lo mismo ocurre al explicar algo negativo que ha ocurrido, los optimistas tienden a ver eventos malos o desafortunados como incidentes aislados que están fuera de su control mientras que los pesimistas ven cosas como más comunes y a menudo se culpan a sí mismos.

Toma un momento para analizar la situación y asegúrate de que te atribuyes los méritos que merecen sin culparte de cosas que están fuera de tu control. De esta manera puedes comenzar a ser más optimista.

 

Sigue practicando

No hay interruptor de encendido-apagado para el pensamiento positivo. Incluso si eres es un optimista nato, es posible que te cueste mantenerlo frente a situaciones desafiantes. Al igual que con cualquier objetivo que quieras lograr, la clave es ser constante y mantenerlo a largo plazo. Incluso si te encuentras en una situación desesperada que provoca que tu mente esté llena de pensamientos negativos, puedes buscar maneras de minimizar el diálogo interno negativo y cultivar una perspectiva más optimista.

Por último, no tengas miedo de pedir ayuda a amigos y familiares. Cuando empieces a sumergirte en pensamientos negativos, llama a un amigo o familiar con quien sepas que puedas contar para que te anime y te de feedback en caso de que lo necesites.

Recuerda que, para pensar positivamente, necesitas cuidar de ti mismo. Invertir tiempo y energía en cosas que disfrutas y rodearte de personas optimistas son solo dos maneras en las que puedes atraer el pensamiento positivo en tu vida.

Aprender a pensar positivamente no es una solución rápida, y es algo que puede tomar algún tiempo para dominar. Analizar tus propios hábitos de pensamiento y encontrar nuevas formas de incorporar una perspectiva más positiva en su vida puede ser un gran comienzo para adoptar un enfoque de pensamiento más positivo.

Y tú, ¿te habías planteado alguna vez si eras una persona optimista? ¿Has puesto en práctica alguna de las acciones para cultivar el pensamiento positivo?

Nos gustaría saberlo, ¡déjanos un comentario abajo!

Un saludo fuerte y muchas gracias por leernos.

Leave a Reply

Suscríbete a nuestra Newsletter si quieres estar al tanto de las últimas novedades sobre salud y bienestar

¡Te has suscrito a nuestra lista!

Share This

¡Hola! En MyPeopleWellness utilizamos cookies para asegurarnos de que te damos una buena experiencia digital. Haciendo clic en ACEPTO, asumimos que estás informad@. Para más info haz CLIC en Aviso Legal. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar