nutrición

Desmentimos 7 mitos de nutrición para que puedas comer en paz

By 19 febrero, 2020 One Comment

Con la cantidad de información que existe acerca de qué debemos y no debemos comer para estar fuertes, sanos y además vivir 100 años, es normal que te sientas frustrad@ por no saber qué comer o que dieta seguir de las millones que se proponen cada día.

Dieta keto. Dieta Paleo. Dieta vegana. Dieta a base de plantas. Cómete esto. No te comas eso. El azúcar es malo. El pan está bien. Desde luego con tanta información, la mayoría contradictoria, no nos extraña que hasta investigador más experto en la materia, se vuelva un poco loco… 🙃

mitos alimentarios

En este post nos atrevemos a cuestionar varios mitos de nutrición y desvelamos la verdad detrás de las falacias nutricionales más comunes como, «Para bajar de peso, tienes que renunciar a todos tus alimentos favoritos» o “El desayuno es la comida más importante del día’’, etc etc. Con este post queremos eliminar tantas reglas y restricciones que durante años nos han metido en la cabeza para que de una vez por todas, podamos disfrutar de la comida de una forma natural y con mucho más sentido común.

¿Te animas a derribar mitos alimentarios con nosotros? ¡Vamos a ello!

 

Mito #1: Las grasas no son saludables

Si quieres bajar de peso, quizás el primer nutriente que has decidido evitar son las grasas. Pero tu cuerpo necesita buenas grasas para funcionar correctamente. Las únicas grasas que realmente no son saludables son las grasas trans y las grasas saturadas. De hecho, las grasas trans artificiales, conocidas como aceites parcialmente hidrogenados, fueron prohibidas en los Estados Unidos en 2015. Aunque en España no son ilegales (aún) parece que el contenido de grasas trans en los alimentos que se consumen en España es reducido.

El problema es que el principal motivo que explica esa disminución es que las grasas hidrogenadas (total o parcialmente) se han ido sustituyendo por otras grasas que tampoco son saludables, entre las que destaca el aceite de palma. Así pues, la solución pasa por reducir o eliminar de nuestra dieta los alimentos ultraprocesados, que se caracterizan por contener elevadas proporciones de estas grasas, además de otros ingredientes poco recomendables, como harinas refinadas, sal y azúcar.

pescado - grasas saludables

El sentido común nos dice que…

Si es verdad que debemos evitar consumir productos ultraprocesados no solo por las grasas sino en general por la falta de nutrientes, sí que tu cuerpo necesita algunas grasas como ácidos grasos monoinsaturados (que se encuentran en aceites y alimentos), omega-3 (pescado graso) y ácidos grasos poliinsaturados (que se encuentran en aceites y alimentos a base de plantas) para funcionar correctamente. Una dieta totalmente libre de grasas no es saludable de mantener así que no te cortes a la hora de consumir grasas buenas como las que encuentras en los aguacates, el pescado o el aceite de oliva.

 

Mito #2: Los carbohidratos son malos para ti y además engordan

Esta es una generalización muy desafortunada ya que no se puede aplicar a todos los carbohidratos, es necesario diferenciar entre carbohidratos simples y complejos. Los hidratos de carbono complejos que contienen fibra, vitaminas y minerales, cuentan con un valor nutricional más alto que los carbohidratos simples, que contienen azúcares refinados y muy pocas vitaminas y minerales.

Piensa en la mayoría de los postres, el pan blanco, el arroz y la pasta, estos son carbohidratos simples no te aportarán prácticamente ningún nutriente, mientras que los cereales, legumbres, pasta integral, hortalizas sí que te aportarán una buena cantidad de vitaminas, minerales y fibra.

carbohidratos complejos

El sentido común nos dice…

Que no todos los carbohidratos son malvados por lo que te recomendamos que no los elimines totalmente de tu dieta, ni siquiera cuando quieras perder peso ya que si optas por carbohidratos complejos, estos te ayudarán a mantenerte saciado por más tiempo.

 

Mito #3: No te saltes el desayuno

Durante años, probablemente has oído el dicho, «Hay que desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo», lo que significa que más te vale pegarte un buen desayuno aunque no tengas nada de hambre porque sino no vas a llevar una vida saludable ni vas a lograr tus objetivos alimentarios.

Sin embargo, hay algunos estudios han demostrado que el desayuno es en realidad una preferencia personal. Mientras que algunas personas compensan la deficiencia de calorías en la mañana durante el resto del día si no desayunan, otras muchas aumentan de peso al agregar el desayuno en su rutina ya que esto provoca que coman más durante el resto del día.

*Nota: Un desayuno saludable es una buena idea para los diabéticos y, en general, personas que se preocupan por mantener los niveles de azúcar en la sangre estables durante el día.

El sentido común nos dice que…

Que hagas lo que a ti y solo a ti te funciona. Si no tienes hambre por la mañana, es posible que no necesites desayunar. Si te saltas el desayuno, solo asegúrate de tomar suficientes frutas y verduras durante el resto del día y que sean comidas equilibradas, pero no te fuerces a comer por la mañana si no te lo pide el cuerpo, ya que estarás haciendo algo antinatural para ti.

desayunar, si o no

Mito #4: Comer muchas comidas pequeñas al día aumenta el metabolismo

Es posible que hayas oído que comer varias comidas pequeñas al día mantendrá tu metabolismo activo lo que te hará bajar de peso. En realidad, las comidas más pequeñas pueden hacer que tengas hambre antes de la cuenta, lo que podría llevar a comer demasiado o a elegir snacks poco saludables como «solución rápida». Esto ‘’se basa’’ en el efecto térmico de los alimentos que es cuando la digestión aumenta ligeramente el metabolismo. La cantidad de efecto térmico se basa en la cantidad de alimentos consumidos, no en la frecuencia con la que se consume.

El sentido común nos dice…

Que si bien la digestión puede aumentar ligeramente tu metabolismo, tu frecuencia entre comidas es menos importante que el recuento total de calorías diarias. Comer con más frecuencia no aumentará el número de calorías quemadas ni tu tasa metabólica general, así que come cuando tengas realmente hambre y te quedes satisfecho, ni más ni menos.

 

 

Mito #5: Come solo claras de huevo

Se ha pensado que las yemas de huevo causan enfermedades del corazón debido al colesterol. Algunos estudios han demostrado que las yemas de huevo podrían afectar especialmente a personas que padecen diabetes, pero aún se requiere más investigación al respecto.

La buena noticia es que si estás sano y amas los huevos, ve por ellos. Algunos estudios han encontrado que individuos sanos que comen hasta siete huevos semanalmente pueden prevenir la degeneración macular o ciertos accidentes cerebrovasculares.

El sentido común nos dice que…

Los huevos tienen muchos nutrientes que se encuentran principalmente en la yema. Si tienes el colesterol alto, sí que deberías vigilar la ingesta de yemas pero si no, no te preocupes si tomas una cantidad normal de huevos, y sobre todo ¡disfrútalos!

yema o clara huevos

 

Mito #6: Los productos frescos tienen más nutrientes

Si te preocupa la frescura de los alimentos, una buena alternativa a los productos frescos comprados en el mercado, pueden ser los productos congelados. Si bien los productos frescos pueden ser más deliciosos, no significa que sean necesariamente más nutritivos. Un estudio incluso encontró en algunos casos que los productos congelados son en realidad más nutritivos que su opción de 5 días de fresco sin almacenar.

Los productos enlatados, por otro lado, se procesan y pueden perder nutrientes importantes. La sal y el azúcar añadidos que contienen estos productos también deberías tenerlo en cuenta a la hora de comprar productos enlatados, especialmente si tratas de evitar cantidades excesivas de esos ingredientes.

El sentido común nos dice…

Que si quieres comer casi siempre productos frescos pero no tienes tiempo de ir cada día al mercado, una buena opción es acudir a productos congelados antes que a productos enlatados. Los productos congelados son alimentos que generalmente se recogen para mantener tantos nutrientes como sea posible.

 

 

Mito #7: Perder peso significa renunciar a tus alimentos favoritos

Desafortunadamente, 95% de las personas que realizan una dieta, ganan el peso perdido en uno a cinco años después de realizar la dieta. Por naturaleza, las dietas son planes alimenticios temporales así que una vez que estás «fuera» de tu dieta, puedes volver a caer en los mismos patrones de alimentación que antes, y recuperar el peso perdido.

no se que comer

Las dietas de moda suelen ser muy restrictivas, por lo que existe el riesgo de no consumir los nutrientes necesarios lo que pueden provocar a su vez baja energía, cambios de humor, y crear otros problemas de salud. Además al eliminar el placer de comer, supone que la dieta es insostenible. En su lugar, centrarte en lograr una dieta equilibrada y escuchar las necesidades de tu cuerpo puede funcionarte mucho mejor.

El sentido común nos dice…

Que para bajar de peso, no dejes de comer. Trata de desarrollar hábitos alimenticios saludables que puedas mantener para el resto de tu vida, sin remordimientos, restricciones y culpas. Estos se sentirán más agradables y sostenibles cuando realices cambios en la dieta que lleven a sentirte mejor y más saludable.

 

Conclusión

Haz tu propia investigación pero no te creas todo lo que dicen por ahí, ya que cada día sale una última noticia o ‘’regla’’ sobre salud y nutrición que quiere volvernos más locos. Así que atrévete a cuestionar lo que se dice y crea tus propias reglas o recomendaciones basadas en tu sentido común.

En caso de duda, siempre puedes preguntarle a un especialista en que confíes o consultar plataformas online de buena reputación como Cuerpo Mente.

Pero recuerda, lo que les funcione a otros no necesariamente te va a funcionar a ti, ya que cada cuerpo es un mundo, por eso intenta escuchar tu cuerpo para que él te diga lo que necesita y ve probando distintas alternativas para cómo te sientes mejor, con más energía y más vitalidad y sobre todo, ¡disfruta de lo que comes!

Si te sabes algún otro mito que se nos haya olvidado y quieras desmentirlo, cuéntanoslo, te leemos en los comentarios.

 

disfruta comiendo

En My People Wellness queremos contribuir al bienestar de tus empleados a través de la alimentación, por ello ponemos a disposición nuestra consultaría de nutrición para empresas. Si quieres saber más, escríbenos a info@mypeoplewellness.com, estaremos encantad@s de poder ayudarte a mejorar tu salud y bienestar.

¡Muchas gracias por leernos!

One Comment

Leave a Reply

Suscríbete a nuestra Newsletter si quieres estar al tanto de las últimas novedades sobre salud y bienestar

¡Te has suscrito a nuestra lista!

Share This

¡Hola! En MyPeopleWellness utilizamos cookies para asegurarnos de que te damos una buena experiencia digital. Haciendo clic en ACEPTO, asumimos que estás informad@. Para más info haz CLIC en Aviso Legal. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar